lunes, 5 de mayo de 2014

La rubia de hormigon ( 1994, Ediciones B) Michael Connelly 7/10

Harry Bosch se enfrenta a un juicio interpuesto por la familia de Norman Church. Años atrás, estando de servicio, Bosch mató a Church, a quien creía culpable de una serie de asesinatos. Todos los indicios indicaban que tras éste se ocultaba un asesino en serie apodado "el Fabricante de Muñecas", un hombre que maquillaba como muñecas a sus víctimas, la mayoría de ellas prostitutas. La viuda de Church sigue insistiendo en la inocencia del que fuera su marido y su abogada alega tener pruebas que ofrecen una coartada a Church para uno de los asesinatos que en su día le imputaron. El hallazgo de un nuevo cadáver con el sello de Church, pero cometido tras la muerte de éste, complica aún más las cosas para Bosch, quien tendrá que enfrentarse a la presión del juicio mientras intenta resolver un caso que pone a prueba la credibilidad del departamento de policía.



A pesar de que se la describe como una novela judicial, ya que el eje vertebrador de la trama es el juicio que se sigue contra el detective Harry Bosch, la historia sigue en paralelo la nueva investigación que se abre al encontrar a la "rubia de hormigón", posible víctima del asesino conocido como "El Fabricante de Muñecas".

Sólo hay un problema, la chica murió después de que Harry Bosch irrumpiera hace cuatro años en un sórdido apartamento donde Norman Church hizo un movimiento inadecuado y acabó con una bala en la cabeza.
A Harry su instinto le dice que Norman Church era el asesino que buscaba, pero entonces se plantea un nuevo y gran problema, quién ha matado a la nueva víctima?

La parte más interesante, dónde Harry se mueve como pez en el agua, es, sin duda, el proceso de investigación abierto tras el hallazgo del nuevo cadáver....y quizás la parte procesal es la que lastra, aunque sea mínimamente, la trama. 
Harry y sus compañeros siguen tras la pista del "nuevo" fabricante de muñecas....¿formaba equipo con Norman Church? ¿se trata de un imitador que se aprovechó de la entrada en escena del psicópata? Después de un par de sonados tropiezos, Bosch encarrila definitivamente la investigación y pone en peligro a la mujer que ama que se ve forzada a plantearle una elección.

En esta su tercera novela de la saga Bosch, Connelly sigue en plena forma.
Es también la tercera que leo de Harry Bosch, un personaje que sin duda atrapa y con el que espero recuperar el tiempo perdido y seguir toda la saga; una a la que puedes acudir, sabiendo que te encontrarás siempre con una buena historia y un personaje fiable, uno de esos tipos a los que acabas conociendo y apreciando, sabiendo que no tiene dobleces y que sigue su instinto. a pesar de que Clint Eatwood, encaranó a otro personaje de Connelly en la adaptación de "Deuda de Sangre", cuando pienso en Bosch, le pongo su físico. creo que es un personaje que encaja con el actor y director.


Echaba de menos a Harry Bosch, aunque su historia de amor con Sylvia Moore, no deja de resultarme empalagosa. Harry enamorado???